Playa de las Catedrales

Una de las playas mas impresionantes del mundo.

Playa de las Catedrales

18

La playa de las Catedrales ó Playa de Augas Santas, como también es conocida, esta ubicada en la provincia de Lugo, Galicia, en la también conocida como costa de la Mariña Lucense. La playa se ubica en el municipio de Ribadeo, aproximadamente a unos 10 Km al oeste de esta localidad.

Su nombre tiene origen en la similitud de sus acantilados con las antiguas catedrales barrocas.

La zona de las Catedrales la conforman junto a la propia playa, otras limítrofes como son la de Esteiro, Os Castros o illas. Todas ellas conforman la Zona de las Catedrales que fue catalogada como Lugar de Interés Comunitario por su biodiversidad vegetal y animal. Sin lugar a dudas, un lugar imprescindible, si eres un amante de la naturaleza y el aire libre. 

Si estas pensando en una escapada de fin de semana, esta playa es una excelente elección. Cerca de la propia playa, además, encontrarás una amplia variedad de lugares interesantes así como una importante oferta hotelera de la que mas adelante hablaremos.

Sus características formaciones naturales en roca, arcos y cuevas, son únicamente apreciables con bajamar. El tamaño de los arcos, u “ollos”, alcanza los 30 metros de altura. El acceso al arenal es gratuito pero esta restringido durante los periodos de Semana Santa y en los meses de Julio a Septiembre, en los que tendrás que adquirir una autorización para tu visita. Puedes hacerla aquí.

Arena Playa de las Catedrales

 

Playa de las catedrales

La playa es relativamente pequeña de arena fina. Otra manera de disfrutar de la playa es recorrerla por la parte superior de los acantilados en dirección oeste a este, hacia la playa de Esteiro y verla con marea baja sobre la arena de la playa.


As Catedrais es de las playas más fotografiadas del mundo y es la cuarta mejor playa de Europa, segun TripAdvisor


Durante la marea baja puede accederse a un largo arenal delimitado por una pared rocosa de pizarra y erosionada provocando formas curiosas. Con las mareas vivas, en las que las marean bajan mas y suben mas que en las normales, incluso se puede acceder a las playas vecinas por arena, aunque se debe tener precaución por la velocidad con la que sube y baja el nivel del mar.

Contiguo al aparcamiento de la playa se puede encontrar dos miradores desde donde se puede contemplar en su totalidad unas magnificas vistas de la Mariña Lucense.

Siguiendo la costa hacia el Oeste, a siete kilómetros, aparece la pequeña Rinlo, un antiguo puerto ballenero donde dicen que se crían los mejores percebes y centollos del Mar Cantábrico. También cuenta con bellas playas, como la de Os Castros, ideal para practicar el surf, aunque Las Catedrales sigue siendo la mas interesante.

¿Cuál es el origen del nombre de la Playa de las Catedrales?

Lleva el nombre de las formaciones rocosas gigantes que se asemejan a los contrafuertes voladores que se encuentran en las catedrales. En un día ventoso, puedes escuchar el viento silbando entre las enormes piedras que se parecen a la música de órgano que suena en una iglesia. La música de órgano de la naturaleza se puede escuchar mejor con la marea baja.

¿Qué hace que la playa de las catedrales sea tan especial?

Es un ejemplo espectacular del poder crudo de la naturaleza. Los arcos naturales, algunos de hasta 30 metros en marea baja, y los sistemas de cuevas se han formado como el mar Cantábrico y el viento ha tallado las partes más suaves de la roca. Es un paisaje en constante cambio.

Esta vez, cuando pisé la arena en la playa de Catedrais, no tuve esa sensación. En cambio, sentí que era parte de algo más grande. Tal vez el universo me estaba dejando entrar en uno de sus muchos secretos.

A pesar de que no soy religioso, me pareció una experiencia muy espiritual. Quizás mejorado por el hecho de que estuve allí temprano en la mañana antes de que aparecieran todas las multitudes. Fue una experiencia pacífica y meditativa, diferente a la que he tenido en cualquier otra playa.

Las mareas : ¿Cuándo visitar las Catedrales?

Un aspecto determinante que tienes que tener en cuenta antes de ir a visitar la Playa de las Catedrales son los tramos horarios diarios en los que la marea esta más baja, de otra manera no podrás disfrutar de este espectacular paraje. A continuación te pongo un enlace para que puedas consultar los horarios de bajamar, es importante que te ajustes a estos horarios si tu intención es bajar al arenal. 

¿Qué tiempo hace en la praia das catedrais?

Un poco mas abajo podrás ver la situación del tiempo en Ribadeo.

¿Cómo se accede a las Catedrales?

  • Por la carretera N-634 (A Coruña-Santander), desvíos hacia la costa en el tramo entre San Miguel de Reinante y Rinlo.
  • Pistas locales paralelas a la costa

 


Recomendaciones para ir a Playa Catedrales

 

  • Debes ser respetuoso con el entorno, como sabes, es un espacio protegido y debéis ser responsables en este sentido.
  • Revisar el estado de las mareas antes de ir. Podríais llevaros un pequeño disgusto.
  • No olvidéis llevar crema solar
  • Cámara de fotos y baterías cargadas
  • Ropa cómoda
  • Asegúrate de haber reservado el acceso.
  • Tenéis que ir con tiempo porque siempre se forman colas en los accesos a la playa y en buscar aparcamiento.
  • Recuerda llevar toalla, bañador y calzado cómodo

 Recuerda que :

Durante los meses de verano (del 1 de julio al 30 de septiembre) y en Semana Santa es preciso solicitar una autorización. Ésta es gratuita y se puede conseguir online en la web https://ascatedrais.xunta.es

 

Experiencia de la visita

Hace unos años pasamos por la localidad de Ribadeo, pero nunca se nos ocurrió acercarnos a la playa de las catedrales, por aquella época ni siquiera habíamos oído hablar de tal playa, algo que hoy en día es impensable. Por aquel momento, ni siquiera las guías turísticas la nombraban, por el contrario, la desembocadura del río Eo si que se mencionaba, al igual que localidades como Ribadeo y Vegadeo. Hoy en día tiene una buena reputación internacional y se ha convertido en una visita obligada, especialmente en verano, para miles de personas, lo que sin duda esperamos con impaciencia. Finalmente, la oportunidad surgió el verano pasado.

 

visita a la playa de las catedrales

Lo primero que hay que tener en cuenta al planificar una visita es comprobar el momento de la marea, ya que durante la marea no se puede caminar entre enormes rocas o pasos en una playa que desaparece escondida de las olas. Según los expertos, la mejor hora es una hora antes y una hora después de la marea; existen detectores que se encargan de limpiar la playa durante la marea para evitar accidentes. En verano, la afluencia de gente es enorme y muy concurrida, incluso difícil de aparcar, y tengo entendido que en algunos días punta del verano hay restricciones de entrada para los visitantes. Afortunadamente, en nuestro caso, la marea coincidió con las 8:30 pm y la afluencia de gente, aunque fue alta, pero no tanto como durante la hora del almuerzo.

Veníamos de la Ribeira Sacra orensana y llegamos sobre las 20:00 por la A-8, que tiene una salida directa a la Playa de las Catedrales (As Catedrais), que se encuentra a 9 Km de Ribadeo. El día había sido caluroso y muy soleado en todo nuestro trasiego por la provincia de Lugo hasta que alcanzamos los alrededores de Mondoñedo, donde empezamos a vislumbrar una especie de boina blanca entre las montañas, hacia el norte. Supongo que los lugareños están habituados, pero a nosotros nos resultó chocante meternos de golpe en una zona de niebla espesa en un par de minutos y en un día tan claro hasta entonces. Justamente un par de días después se produjo un accidente múltiple en esa autopista por la misma causa; así que mucha precaución al circular por aquí porque la niebla puede aparecer de improviso.

monte playa de las catedrales

Estacionamos el coche sin problemas, pues a esa hora ya había muchos huecos en el aparcamiento. La playa todavía estaba muy concurrida, ya no tanto de bañistas como de gente que, como nosotros, iba a ver las formaciones rocosas, pero se podía caminar con cierta calma, paseando por la arena de la playa y entrando en las cuevas sin empujones, contemplando sus sorprendentes y vivos colores.

Pese al gentío, la visita mereció realmente la pena y, además, tuvimos como aliciente el tono dorado que confería a las piedras el sol languideciendo en el horizonte a esa hora de la tarde, pero todavía con luz más que suficiente ya que en julio en Galicia anochece pasadas las diez.

Puesta de sol en la playa de las catedrales

Por supuesto, las “patas de elefante” no tienen nada que envidiar a los famosos franceses de Etrette (Normandía), que pudimos visitar en 2012.

Las fotos retroiluminadas también eran muy hermosas. Me imagino una visión mágica y emocionante que debería ocurrir en invierno, con menos gente y buenas olas. En algún momento, tenemos que experimentarlo. Pero no parecía ser el mejor lugar para nadar y pasar el día en la playa.